.............

viernes, 31 de enero de 2014

De Milán a Ginebra

Milán seguía con lluvia esta mañana cuando salimos del hotel rumbo a la estación para tomar el tren que nos llevaría hasta Ginebra. Afortunadamente las reservaciones habían sido hechas el día anterior por lo que no hubo trámites que hacer y una vez puesto el tren en el andén subimos inmediatamente. El viaje fue con lluvia y con intervalos de nieve hasta la frontera con Suiza donde, por problemas en el despeje en unos túneles estuvimos detenidos más de media hora. La abundante nieve y la contínua lluvia, además del informe meteorológico, todo señalaba que nos encontraríamos posiblemente en Ginebra con un mal tiempo. Afortunadamente no fue así. La lluvia cesó y las nubes dieron paso a un sol que iluminaba el hermoso paisaje de los Alpes suizos. Se diría que nos sentíamos Pedro y Heidi corriendo en cada montaña que veíamos. Si en invierno se ve hermoso, en verano, con el verdor de los viñedos, debe serlo aún más. Pronto el tren bordeó el lago Léman llegando a Ginebra con una hora de retraso. Dedicamos sólo un par de horas a recorrer la ciudad y luego tomamos un bus para ingresar nuevamente a Francia y dirijirnos a la ciudad que era nuestro destino final. A las siete de la tarde el bus ingresaba a la ciudad de Annecy, ubicada en la Alta Saboya, en la región de Ródano-Alpes, en Francia. (Ver en Google). Ahora a descansar. Buenas noches.

No hay comentarios.: