.............

miércoles, 30 de julio de 2014

Jubilación Docente : Una pensión indigna

En medio del debate por la Reforma Educacional surge en medios periodísticos la historia de una profesora normalista de 71 años que tras dedicar 35 años de su vida a impartir conocimientos en las salas de clases de escuelas atacameñas pasa gran parte de su tiempo sentada afuera del principal centro comercial de la ciudad de Copiapó, con un vaso de plástico en la mano, esperando recibir la caridad de los transeúntes porque su jubilación no le alcanza para sobrevivir. La situación es muy posible que se repita en otras ciudades de nuestro país. Profesores con una jubilación tan baja e indigna que no alcanza para cubrir sus necesidades básicas ni menos las de salud. Me pregunto si con el actual sistema de pensiones es esto lo que me espera. ¿Es esto lo que espera a los profesores prontos a jubilar? ¿Es esto lo que espera a los nuevos profesores cuando jubilen? Espero que no. En ambos casos espero que definitivamente no.
Lea el artículo completo en El Mostrador o en El Diario de Atacama

1 comentario:

Anónimo dijo...

Indigno!!! Y pensar que como ella hay muchas personas de distinto oficio o profesión que después de toda una vida de trabajo tienen míseras pensiones.
T.S.V.