.............

viernes, 4 de noviembre de 2016

Subiendo escaleras del metro

Viajar en el sistema Transantiago de nuestra capital tiene sus incomodidades. A la demora de los buses, y vaya que se pierde tiempo en los paraderos esperando que pasen - y si se tiene suerte, que además se detengan, -habría que sumar la conexión entre algunas líneas de metro pues ciertas estaciones de transbordo disponen, curiosamente, de escaleras mecánicas para bajar y no para subir que es cuando las personas, especialmente las de la tercera edad, requieren esa ayuda. Personalmente prefiero hacer transbordo en una estación que me permita el uso de una escalera mecánica aunque esto me signifique caminar largos pasillos para llegar a ella.  En el transbordo principal de mi ruta no hay una escalera mecánica que me ayude a subir, pero sí la hay para quienes vienen bajando y eso lo siento como una verdadera burla para mí, para la mamá con su guagua en brazos, para quien va con un pesado bulto o con problemas de movilidad. Me armo de valor, acumulo energía y pausadamente subo mientras me digo mañana sí envío un mail a Metro.
Para aumentar imagen ponga el mouse sobre la imagen

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Subir escaleras es un buen ejercicio físico.
Claro que con un bebé en los brazos no se piensa igual.

pmartinez51 dijo...

Así es. Que el que quiera hacer ejercicios suba
por las escaleras. Los que no, que tengamos la opción
de subir por una escalera mecánica.