.............

miércoles, 3 de septiembre de 2014

¿Me hablan a mí?

A más de tres meses de la dolorosa experiencia con una puerta de un carro de metro, mi dedo sigue aún pacientemente recuperándose. Igual sigo tomando el metro, sólo que me parece que estoy un poco perseguido porque al escuchar los avisos del metro por altoparlante me da la sensación de que solapadamente me hablan a mí. - Atención al cierre de puertas! ( Sí, a ud. señor! El del dedo vendado!) - Para su seguridad, tómese del pasamanos o manillas! ( No, señor! De la puerta no!) - Deje bajar antes de subir! ( Vió lo que pasó con su dedo por no hacer caso?) Enfin, de nueva uña todavía no se puede hablar. Me dicen que el crecimiento de una uña varía de un dedo a otro y de una persona a otra, pero que en general tarda a lo menos seis meses. Paciencia no más. No me queda otra.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El crecimiento de una uña depende de muchos factores en el que interviene también la edad de la persona, así es que .. paciencia entonces.

Anónimo dijo...

En reirme con tu posteo. Y el efecto de la foto es muy bueno.
Nora

pmartinez51 dijo...

Pero es cierto!. Incluso a veces me hace ir atento a quien tiene sus manos muy cerca de la puerta y mostrarle mi dedo como evidencia. Jejeje. ¿No será mucho?

Anónimo dijo...

Bueno, uno queda choqueado con estas situaciones. Yo ando viendo ladrones por todos lados despuès que entraron dos veces a robar a mi casa.Me falta comprar un par de cocodrilos para poner en la entrada de la casa, no serà mucho. En fin, influirà la edad en esto o no?,
saludos,
Nora