.............

lunes, 27 de octubre de 2014

Bajando de peso

Decidido a bajar algunos kilos de peso, tomé la decisión -forzada Sr.Juez, - de eliminar el pan de mi alimentación diaria. Todos sabemos que cuando uno quiere bajar de peso, lo primero que escucha es : ¡Deja de comer pan! Así es que decidí poner en práctica este sabio consejo popular y durante toda la semana pasada me privé del delicioso y nutritivo pan de cada día. No fue nada fácil; cuesta dejar la rica marraqueta crujiente, pero con constancia, lo pude hacer... Después de largos siete días, me subí ayer domingo, a la esquiva pesa ... y ¡es verdad!.. En siete días, o en catorce panes menos, ¡¡bajé dos kilos!! Ante el buen resultado obtenido, he decidido ir por una segunda semana. ¡Vamos Chile que se puede!

2 comentarios:

E.T. dijo...

y con que uno puede reemplazar el pan?

pmartinez51 dijo...

Con una fruta o una lámina de queso y mucho ánimo. jejeje