.............

domingo, 15 de febrero de 2015

Vamos pa'Achao

Negras nubes cubren el cielo de Castro. En nuestras mochilas ponemos ropa adecuada por si llueve y nos vamos al pueblo de Achao, ubicado en la isla de Quinchao, a una hora y media de Castro. Un minibus local nos llevará hasta Dalcahue -que visitaremos a la vuelta -y cruzamos directamente a la isla de Quinchao en un pequeño transbordador. Achao está completamente despejado y caluroso. El bus nos deja en la plaza del pueblo. Asistimos a misa en la iglesia más antigua de Chile, la Iglesia de Achao, construida en maderas y junto a la de Quinchao, son las únicas que quedan de las que construyeron los jesuitas en tiempos de la colonia. Terminada la misa recorremos el templo en cuya construcción se utilizaron alerce, mañío y ciprés y cuyas uniones están hechas con tarugos de madera en vez de clavos. Sus pilares están montados sobre piedras y su exterior está cubierto por tejuelas de alerce al igual que la mayoría de las hermosas casas del pueblo. Luego de recorrer su costanera almorzamos frente al mar. Cerca de las tres de la tarde, regresamos a Dalcahue. Aquí también hace calor. Nuestros polerones y cortavientos vinieron a pasear. Igual recorremos su mercado y compramos nuestros souvenirs. No pudimos visitar la hermosa Iglesia de Dalcahue pues está siendo reparada y no se permite el ingreso. Una pena. Regresamos a Castro. El día ha sido agotador y luego de nuestra zambullida diaria en las tibias aguas de la  piscina del hotel, nos vamos a dormir y a descansar.
Para ampliar, ponga el mouse sobre la imagen

No hay comentarios.: