.............

viernes, 20 de noviembre de 2015

Farmacia Popular

No estoy de acuerdo con la Farmacia Popular. Y no es cuestión de no querer que los remedios estén a menor precio y al alcance de todos. El asunto es otro. A mí no me parece que una municipalidad tenga que ocuparse de la venta de remedios sólo porque el precio de los remedios sea alto y abusivo. Con ese mismo argumento se podría pedir que dadas las ultimas colusiones económicas, el municipio abra también un almacén popular para la venta de pollos y papel higiénico. Se necesita una política de mayor nivel y al alcance de todos los chilenos, pues no todas las municipalidades estarán en condiciones de mantener una farmacia popular. Además, y a la luz de colusiones y corrupciones, se debe evitar que esta medida beneficie sólo a un determinado sector de ciudadanos con el fin de capturar sus votos para una contienda electoral. El Estado, a través de la Central de Abastecimientos (CENABAST) podría centralizar la distribución de remedios en todo el país, colocándolos al alcance de todas las farmacias, grandes o pequeñas, de cadenas o independientes, velando por una venta de precios adecuados evitando discriminar y facilitando la adquisición de esos fármacos en cualquier farmacia del país. Aún en vacaciones.

3 comentarios:

María dijo...

Yo creo que es buena la idea de tener una farmacia popular, especialmente cuando las grandes cadenas roban con precios exorbitantes.

Anónimo dijo...

Y cuantas farmacias populares habría en la comuna? Una?

MRojas dijo...

Estoy de acuerdo en que todas las farmacias puedan vender a menor precio, así podríamos comprar en la farmacia del barrio sin tener que trasladarnos al centro o hacer cola para llegar hasta la municipalidad.