.............

jueves, 28 de abril de 2016

Renovación de tarjeta

La indicación era clara: "Estimado cliente, para activar su nueva tarjeta de crédito favor llamar al siguiente teléfono de nuestro banco". Así lo hice... Al otro lado de la línea una cálida voz me dio la bienvenida: "-Buenos días. Mi nombre es María Isabel. En que puedo ayudarlo?" -Buenos días, quisiera activar mi nueva tarjeta."-Muy bien, señor. Para activarla necesito que me diga los 5 números finales de su tarjeta". -Dar los números de mi tarjeta ?... No hay otra forma?... -pregunté lleno de desconfianza. "-No, señor."... -Es que no me da confianza dar esa información, respondí. "-Señor, si no desea dármelos, no puedo activar su tarjeta". ...Dije "Ok, gracias" y colgué... Tres días más tarde, como disponía de media hora antes de llegar al trabajo decidí pasar a una oficina del banco para activar mi tarjeta directamente con una ejecutiva. Nada mejor, me dije, que un trato personal, directo y rápido. Saqué un número de atención y esperé.. y esperé. Lamentablemente la atención era muy lenta... tuve que esperar alrededor de una hora antes de ser atendido por una amable ejecutiva. Tras explicarle el motivo, me dice que la reactivación de tarjetas se hace sólo vía telefónica... Le argumento que tuve dificultades y accede a ayudarme. Marca un número, saludos van y vienen, me pasa el teléfono y me pide seguir las indicaciones que recibiré. Tomo el teléfono y escucho: "-Buenos días, señor. Mi nombre es María Isabel  y para activar su nueva tarjeta necesito que me diga los 5 números finales de su tarjeta.." ... No me quedó más que dárselos... Salí del banco molesto conmigo mismo... Había perdido tontamente más de una hora en algo que no duró más de dos minutos y por cuya causa ahora llegaría además atrasado a mi trabajo.
Para ampliar ponga el mouse en un vértice de la imagen

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajaja. Al final fue lo mismo.

Caro dijo...

Yo prefiero los trámites en forma personal, aunque eso significa tiempo, me da seguridad.