.............

sábado, 11 de abril de 2009

Cuatro días fuera de casa (1)

Pasé cuatro días fuera de casa muy bien atendido. Hasta con desayuno en la cama, ¿qué me dicen?. Después del muy temprano aseo matutino, sólo debía esperar a que el desayuno me fuera gentilmente servido para luego disponer de toda la mañana para mí. Leer el diario, dormir, escuchar radio o ver televisión se convirtieron en mis actividades favoritas. Al mediodía, creo que en años no había almorzado al mediodía, un menú muy sano, nutritivo y balanceado me daba las energías suficientes para dedicarme el resto de la tarde a una extensa siesta la que era interrumpida para dar paso a unas suaves onces mientras veía algún partido de fútbol internacional el que terminaba justo a la hora de la cena, la cual me devolvía las energías perdidas. Sí, fueron cuatro día muy bien atendido. Claro que hubo insomnio, dolores, fiebre, pinchazos y esas cosas, pero lo mejor de todo fue que hoy me dieron de alta y ya regresé a casa con medicamentos y mucho reposo. (continuará)

No hay comentarios.: