.............

viernes, 28 de febrero de 2014

Hier encore I

Hier encore es una canción del cantante francés Charles Aznavour. Lo que yo no sabía es que Hier encore es también un programa de TV creado por el mismo Aznavour con el propósito de rendir homenaje a los numerosos y excelentes autores, compositores e interpretes que ha tenido Francia y cuyas obras han pasado a formar parte del patrimonio artístico musical francés. Aquí los artistas invitados recrean las canciones de estos grandes de la música francesa; canciones que tienen su historia, secretos, anécdotas y de las cuales Charles Aznavour ha sido primer testigo. Como él mismo dice: "No importa la diferencia generacional; una bella canción no envejece nunca". La audiencia escuchará con atención esos recuerdos que compartió con  Georges Brassens, Charles Trénet ,Claude François, Edith Piaf, Jacques Brel, Dalida, Gilbert Bécaud, Joe Dassin, Ives Montand, Maurice Chevalier y tantos otros. Espero disfruten, si gustan de la música francesa, una romántica canción de 1939 "J'attendrai", interpretada por Charles Aznavour y Amel Bent. (Clic en la imagen)

viernes, 21 de febrero de 2014

Recuerdos de un soñado viaje (II)

Mañana se cumplirán dos semanas de finalizado nuestro viaje y aún tenemos nostalgia por todo lo que vivimos durante esos treinta días lejos de casa. La experiencia de haber compartido con nuestro hijo es impagable. Vivimos París de una forma más familiar y más reposada. Volvimos contentos de los viajes realizados, de haber visitado a nuestros amigos en Niza y en Rouen y de haber disfrutado cada día de nuestro viaje. Nos queda un gran trabajo: seleccionar, (de entre las más de 6.000 fotos!!!), aquellas fotografías que se imprimirán para confeccionar el álbum de viaje. He republicado las entradas anteriores, pero ahora en orden cronológico. Es motivante hacerlo mientras me pregunto si habrá un tercer álbum ...



domingo, 9 de febrero de 2014

De regreso al país

Tras 11 horas de vuelo, y sin muchas turbulencias, el avión se posó en la loza del aeropuerto internacional de Sao Paulo. Fue en general un viaje tranquilo pero largo,. Descendemos y descansamos una hora y media antes de emprender nuevamente el viaje, con destino final Santiago de Chile. Al atravesar la Cordillera de los Andes el avión comienza a perder altura y a prepararse para el aterrizaje y a las 10: 15, hora de Chile, se posa finalmente en territorio nacional, en un viaje que nos tomó 18 horas desde París. Realizar los trámites de entrada al país nos toma tiempo: hay muchos pasajeros, hay demora en la entrega del equipaje y una larga fila en aduana. Cerca de una hora después podemos iniciar la salida. Besos y abrazos con nuestros hijos por el reencuentro despues de un mes fuera de casa. Un almuerzo familiar en el que nos ponemos al día, contándonos todo aquello que ha pasado durante estos días que no compartimos. Poco a poco habrá que retomar el ritmo y esperar a que el cuerpo se habitue al cambio de horario. Claro que primero hay que descansar. En casa siempre se duerme bien!

sábado, 8 de febrero de 2014

De París a Sao Paulo

Este último día en París, a pesar de la fuerte lluvia, comenzó muy bien: pude recuperar mi tarjeta bloqueada sin ningún problema y ya más tranquilo, regresamos a casa a preparar las maletas para el regreso a Chile. Se ordena todo, una y otra vez. Falta espacio, sobra espacio. pesa mucho, pesa poco; que no sobrepase el peso permitido, vuelta a ordenar. A las cuatro de la tarde, ya no llueve. Un taxi nos lleva hasta el aeropuerto Roissy Charles de Gaulle. Al registrarnos en el mesón se nos informa que ha habido un cambio de avión y la ubicación de los asientos de París a Sao Paulo será distinta a la que obtuvimos al hacer el check-in. No importa. Igual son buenos lugares. Nos despedimos de nuestro hijo. Fuertes abrazos, besos, lágrimas escondidas, más abrazos y besos y con el corazón tomado, nos alejamos hacia Policia Internacional. Luego vendría Aduana. A las 20:20 hrs., hora de Francia, el avión se eleva con destino a Sao Paulo, Brasil, nuestra primera escala. Esperamos tener un viaje tranquilo, sin preocupaciones, sin turbulencias (por dentro las tendremos durante todo el viaje).

viernes, 7 de febrero de 2014

Preparando el regreso

Fuimos despertados esta mañana por ráfagas de viento de un mal tiempo que azota a parte de Francia. Felizmente al salir de casa ya habían cesado. Esta vez llegamos con bastante anticipación a la misa de mediodía de la Capilla de la Rue du Bac (Capilla de la Medalla Milagrosa) que es un gran centro de peregrinación. En esta capilla, la Virgen María se apareció en 1830 a una novicia de las Hijas de la Caridad, a Santa Catalina Labouré, para dar al mundo una medalla que en 1832, despues de ser distribuída, comenzaron las curaciones y protecciones, recibiendo del pueblo de Paris el calificativo de "medalla milagrosa". Terminada la misa, almorzamos con nuestro hijo y por la tarde... una situación estresante.. el cajero automático que no devuelve la tarjeta, la agencia local que podría devolver las tarjetas mañana.(no fui el único). ¿Qué hacer? Opto por llamar a Chile y pedir el bloqueo para mayor seguridad. Mirado positivamente significa un ahorro. ¡No hay más compras ni souvenirs!! Por la noche una cena de despedida con nuestro hijo en un restaurant del Boulevard Saint Michel, teniendo de fondo la belleza de la Catedral de Notre Dame. Algo siempre soñado y hecho realidad. De vuelta, comenzamos a preparar las maletas. Mañana iniciaremos el regreso a nuestro país. El tiempo se nos hizo corto.. Saludos y nos vemos pronto!

jueves, 6 de febrero de 2014

Montmartre: Basílica del Sacré-Coeur

París amaneció con lluvia y bajas temperaturas; ideal para quedarse un poco más en cama y levantarse tarde. Así lo hicimos y luego del desayuno nos dirigimos a la Capilla de la Rue du Bac para asistir a la misa del mediodía. En el camino nos dimos cuenta que íbamos atrasados y cambiamos de idea: iríamos al Sacré-Coeur (Basílica del Sagrado Corazón), en la colina de Montmartre. Esta vez dejamos las escaleras para el regreso y subimos directamente en el funicular. Los personajes más prestigiosos de la historia religiosa de Francia se han relacionado durante parte de su vida con Montmartre: San Germán, San Bernardo, Santa Juana de Arco, Santo Tomás de Aquino, San Ignacio de Loyola, San Francisco de Salles, San Vicente de Paul, Santa Luisa de Marillac y tantos más. Al entrar se advierte al turista que éste es un lugar de oración y se respeta. En el sector destinado a la oración, damos gracias por las bendiciones recibidas y pedimos por la salud y bienestar de nuestros familiares y amigos. Al salir, la lluvia ha cesado pero el viento y el frío nos hace dirigirnos inmediatamente a la Place du Tertre, a un costado de la Basílica, pero en este frío día hay pocos pintores. Almorzamos y bajamos ahora por las escaleras para tomar unas fotos. Seguimos bajando y recorriendo el sector. Cerca de las siete de la tarde volvemos a casa. Ya queda poco para regresar a Chile....

miércoles, 5 de febrero de 2014

De vuelta a París

Londres amaneció nuevamente hoy con nublado parcial. Los informes meteorológicos por internet anunciaban días lluviosos durante nuestra estadía. No fue así, por lo que los paraguas fueron una carga innecesaria. Ayer dije que nos gustaba Londres. Pero en realidad hay tres cosas que no me gustan de Londres. Una de ellas es.. las monedas inglesas! La libra es una pequeña moneda en comparación a los peniques que son de distinto tamaño pero de menor valor. Eso no es el problema. El problema es que cuesta mucho distinguirlas pues el valor (número) es apenas visible ya que la figura de la reina ocupa la mayor parte de ambas caras de la moneda y al comprar, hay que mirar con lupa el valor de cada una de ellas. Lo segundo, es que Londres es muy caro. El primer día, mis 100 euros quedaron convertidos en 65 libras que se fueron, como dice Buddy Richard, como el agua entre los dedos. Ni pensar en ir de compras!! Lo tercero, y lo escribí ayer, es que el día en Londres es muy corto en invierno. Ya a las cuatro y media de la tarde, en Londres comienza a oscurecer y esa falta de luz no es muy agradable para un turista. ¿Lo será para los ingleses?... Por la tarde tomamos el Eurostar, llegando con una hora de atraso a París. El problema fue una larga detención antes del túnel del Canal de la Mancha por un tren anterior que bloqueaba la vía. A las 9 de la noche ya estábamos en casa, cenando con nuestro hijo y ahora nos vamos a acostar. Mañana sí, nos levantaremos tarde. Saludos a todos.

martes, 4 de febrero de 2014

Una escapada a Londres

Estaba decidido que nuestro último viaje sería a Londres. Nos gusta Londres. Partimos de la estación "Gare du Nord" en París, en el Eurostar, tren que une al continente con Inglaterra. Pasados los controles de Policía Internacional y aduana, nos dirigimos inmediatamente a la sala de embarque. El tren demora alrededor de tres horas hasta la estación Saint Pancras, en Londres y el paso bajo el canal de la Mancha dura tan solo 21 minutos. Ubicamos nuestro hotel y luego, muy abrigados, comenzamos el recorrido por la ciudad, por sus principales lugares turísticos: Buckingham Palace, Saint James Park, el Parlamento y el famoso Big Ben. En Londres oscurece rápidamente y a pesar del frío de la noche seguimos nuestro recorrido hasta el London Eye, para subirnos a la gran rueda y apreciar una vista nocturna impresionante de la capital londinense. Terminamos el día con un último recorrido hasta la Estación Victoria y luego regresamos al hotel. Buenas Noches.

lunes, 3 de febrero de 2014

Visita a Rouen

Hoy nos fuimos de visita a la ciudad de Rouen, distante de París a poco más de una hora en tren. Rouen, es la capital de la región de Alta Normandía, región de Francia que el rey Enrique V de Inglaterra incorporara en 1419 a la corona inglesa. En este contexto histórico, fue juzgada y quemada Juana de Arco en 1431, figura central en la memoria de esta ciudad. Hasta allí nos dirigimos hoy para visitar a Julia y Marie, en cuya casa estuvimos en Enero 2012 y que nos esperaron hoy con un rico almuerzo y degustación de exquisiteces locales. Luego del almuerzo, Julia nos llevó a conocer su pequeño huerto, distante a unos kms de Rouen, en donde cultiva la mayor parte de las verduras que consumen durante el año. La foto que ilustra este texto no muestra objetos decorativos, sino algunos de los productos cultivados por Julia y Marie en su pequeño huerto. A las seis de la tarde nos despedimos esperando volver a vernos dentro de algunos años si Dios quiere. De vuelta en Paris cenamos con nuestro hijo y nos preparamos para el último viaje en esta, nuestra última semana en Francia. Saludos a todos.

domingo, 2 de febrero de 2014

De vuelta en París

Una leve llovizna caía en Annecy cuando el tren TGV partió con destino a París. Tras cuatro horas de un cómodo viaje llegamos, pasado el mediodía, a la Gare de Lyon. Tras bajar, subir, bajar, subir, bajar y bajar escaleras, (no todas las estaciones de metro de París tienen escaleras mecánicas para las combinaciones de líneas) llegamos finalmente a destino. Un almuerzo de reencuentro con nuestro hijo, un intercambio de experiencias y novedades y luego, a dar un pequeño paseo de día domingo. Por ser primer domingo del mes, los museos tienen entrada liberada y decidimos, aunque fuera poco tiempo, volver a visitar el Museo del Louvre, distante tan sólo unas pocas cuadras. No es fácil ir directo a un lugar aquí en París. Hay tanto que ver y al estar sin prisa bordeando el Sena, en vez de llegar en 10 minutos, se llega fácilmente una hora después. Es lo que nos pasó: llegamos tarde. Hicimos la fila, pasamos el control de ingreso y al querer ingresar a las salas, se nos dice que el horario de visitas ha terminado y debemos salir. En fin, decidimos seguir paseando y recorrer la Rue Rivoli. Entrada la noche, de vuelta, nos detenemos en el Pont Neuf para una fotografía nocturna de París, con su torre iluminada. Regresamos a la rue Dauphine y nos disponemos a descansar. Mañana iremos a Rouen, distante a unos 120 kms al norte de París iniciando la que será, nuestra última semana en Francia. ¡Que pena! Buenas Noches!

sábado, 1 de febrero de 2014

Recorriendo Annecy

Esta vez nos levantamos con cámara en mano pues ya sabíamos de la belleza de Annecy. Hay lugares por los cuales uno puede pasar cien veces y cien veces tomará una foto. Así nos pasó hoy en Annecy. Recorrimos la parte antigua de esta ciudad que en siglos pasados fue la sede del obispado de Ginebra y de las órdenes religiosas católicas que huyeron de la ciudad con el triunfo del calvinismo, convirtiéndose en la capital de la Contrarreforma, liderada por San Francisco de Sales, santo de esta región. Al ser anexada a Francia, Annecy se convierte en la capital del nuevo departamento de Alta Saboya. Recorrimos sus principales atractivos turísticos en un día de sol, con baja temperatura pero que no coincidió para nada con el informe visto en internet que presagiaba nevadas y temperaturas bajo cero. Después de un rico almuerzo, regresamos al hotel, vaciamos la memoria de la cámara, y continuamos nuestra visita por el lago, por el borde de sus canales y recorriendo sus paseos y tiendas comerciales. Mañana regresamos a París, con la alegría de haber estado aquí. Pongo aquí una bella foto tomada hoy, igual a la que viera por primera vez, en uno de mis primeros libros de francés siendo un escolar, .. ayer no más. Saludos a todos de esta región alpina, en la bella Francia.
Para ampliar la fotografía, clic sobre ella
Dejo también aquí un link a una página que les hablará mejor que yo, de Annecy.